La Vicepresidente y Canciller, Marta Lucía Ramírez, hace un llamado a la solidaridad y acciones concretas en favor de los Países de Renta Media en el marco de Naciones Unidas

2/07/2021

Nueva York (jul 2/21). La Vicepresidenta y Canciller, Marta Lucía Ramírez, participó de manera virtual en el segmento plenario de la Reunión de alto nivel sobre Países de Renta Media, evento realizado en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Dicho segmento es la continuación de la reunión celebrada el pasado 17 de junio en formato híbrido, en la que participaron las delegaciones acreditadas en Nueva York, y que fue convocada por el Presidente de la Asamblea General, Volkan Bozkir, atendiendo el mandato  de la resolución 74/231, con el propósito de examinar las deficiencias y las dificultades a que se enfrentan los Países de Renta Media.

En su intervención, la Vicepresidente y Canciller afirmó que ante los efectos negativos de la pandemia de la COVID-19, “la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible debe ser hoy más que nunca la hoja de ruta que guíe de manera asertiva la acción colectiva de la comunidad internacional para no dejar a nadie atrás”. 

De igual manera, reiteró el mensaje del Presidente Iván Duque sobre la necesidad de superar a través de la solidaridad los enormes retos que la pandemia ha generado, pues más allá de cualquier interés económico, dicha solidaridad significa salvar vidas.

Para Colombia, en su condición de país de renta media, esta reunión constituye una nueva oportunidad para discutir respecto a los desafíos específicos que afrontan este numeroso grupo de 106 países, que albergan el 75% de la población mundial, y en particular exponer a la comunidad internacional las dificultades que la crisis multidimensional ocasionada por la pandemia de la COVID-19 ha significado en el cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

De igual manera, permitió reiterar que la clasificación basada en el simple cálculo del ingreso per cápita, no ha dejado reflejar la diversidad de las necesidades, desafíos y capacidades que determinan a la vez las opciones y trayectorias de desarrollo de los Países de Renta Media. De allí que si no se abordan debidamente sus obstáculos estructurales y áreas vulnerables, el logro pleno de la Agenda 2030 se verá comprometido. Por ello, es fundamental cerrar las brechas de la pobreza, de la desigualdad, del financiamiento y de la inversión.

La Vicepresidenta y Canciller finalizó su intervención realizando un llamado “para que las discusiones que se realicen en torno a este tema no sólo aporten a la construcción de una nueva narrativa en materia de cooperación internacional, sino que se materialicen en acciones concretas, con sentido de urgencia que permitan consolidar alianzas mucho más estrechas, más eficaces y más productivas”.

font + font - contrast
contador free