“Colombia, Perú y Naciones Unidas unen esfuerzos con motivo del Día Internacional Contra la Corrupción”

10/12/2020
“Colombia, Perú y Naciones Unidas unen esfuerzos

 

Nueva York (dic. 9/20). Con motivo de la celebración del “Día Internacional Contra la Corrupción”, las Misiones Permanentes de Colombia y Perú, junto con la Oficina de las Naciones Unidas para la Prevención del Delito y las Drogas -ONUDD- en Nueva York, llevaron a cabo el evento “Corrupción en el tiempo de COVID-19: una doble amenaza”.

La sesión inaugural contó con la participación del Presidente de la Asamblea General, Volkan Bozkior;  los Representantes Permanentes de Colombia, Guillermo Fernández de Soto, y del Perú, Néstor Francisco Popolizio; y el Representante (a.i.) de ONUDD en Nueva York, Matteo Pasquali.

Adicionalmente, se desarrolló un diálogo de alto nivel entre representantes de organismos internacionales y la academia, entre los cuales se incluyen Banco Mundial, OECD, ONUDD y la Hertie School de Berlín, y la participación de un elevado número de representantes de la Misiones Diplomáticas acreditadas en Nueva York.

En sus palabras introductorias, el Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas destacó cómo la corrupción amenaza la paz y la seguridad de los Estados, y se articula con los conflictos, las violaciones de los derechos humanos, la degradación ambiental y la pobreza.

Hizo hincapié sobre los efectos de este flagelo - en el contexto del COVID 19- en la provisión adecuada de servicios de salud y el acceso a elementos y bienes necesarios para su tratamiento.
El Embajador del Perú, Néstor Popolizio, consideró que la pandemia ha exacerbado las debilidades y vulnerabilidades de los Estados en este campo mediante el aprovechamiento de mecanismos de vigilancia débiles, la existencia de mecanismos de rendición de cuentas inadecuados y la desviación irregular de fondos.

Asimismo, se refirió al proceso de la Sesión Especial sobre corrupción de la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGASS), la cual permitirá identificar los vacíos existentes  en la arquitectura jurídica internacional sobre la materia y será un vehículo para reforzar la aplicación de los instrumentos jurídicos internacionales vigentes. 

Por su parte, el Embajador de Colombia, Guillermo Fernández de Soto, destacó el compromiso indeclinable del país en la lucha contra la corrupción y, en especial, en el contexto de la pandemia. Esta coyuntura representa la “tormenta perfecta” para este crimen que está impactando negativamente las poblaciones y los sectores más vulnerables como la salud, la cual pierde a nivel global USD 600 billones al año - según Transparencia Internacional.

Subrayó que la corrupción es una de las principales amenazas para la democracia, la seguridad y el desarrollo, afectando el estado de derecho y la confianza de los ciudadanos en las instituciones.

En ese sentido, fue enfático al afirmar que “el fraude electoral que hemos visto durante el último fin de semana en Venezuela es una forma específica de corrupción. Socava los valores y las instituciones democráticas.” Agregó: “No podemos guardar silencio. Debemos hablar en voz alta, denunciar y condenar. Aproximadamente 50 países, incluidos los miembros del Grupo de Lima, lo han hecho. Hemos rechazado las elecciones legislativas realizadas por un gobierno ilegítimo cuyo único propósito es perpetuarse en el poder y empobrecer a su pueblo.”

Destacó los avances dados en Colombia en la lucha contra corrupción durante los últimos dos años y la reciente presentación del proyecto de ley ante el Congreso de la República, el cual busca apoyar la prevención y la construcción de una cultura de legalidad, integridad y uso eficiente de los recursos.

Fernández de Soto destacó la necesidad de redoblar los esfuerzos internacionales contra esta modalidad delictiva, bajo el principio de la responsabilidad compartida. Un buen ejemplo es la reciente resolución que aprobó la Asamblea General de Naciones, la cual fue liderada por Colombia y contó con el copatrocinio de 63 países.

Concluyó indicando la necesidad de dar pasos decisivos de cara a la Sesión Especial sobre Corrupción de la Asamblea General (UNGASS), que se realizará en junio de 2021. Se espera que éste sea el escenario no sólo para examinar las limitaciones del actual régimen internacional contra la corrupción, sino también para proponer nuevas ideas e instrumentos que permitan fortalecer la acción y cooperación internacional.

 

font + font - contrast
contador free