Colombia organiza reunión para promover la protección de personas en caso de desastres

14/09/2020

(Nueva York, septiembre 14 de 2020).  El día de hoy, la Misión Permanente de Colombia organizó, junto a las delegaciones de Italia, Jamaica, Japón y Nigeria, una reunión virtual para discutir la recomendación de la Comisión de Derecho Internacional (CDI) a la Sexta Comisión de la Asamblea General de la ONU (relativa a jurídicos) de elaborar una convención basada en el proyecto de artículos sobre protección de personas en caso de desastres.

Debido a su situación geográfica, Colombia es uno de los países con la mayor biodiversidad del mundo, pero a la vez tiene un territorio propenso a desastres naturales. No es coincidencia, por tanto, que cuando en el 2007 la Comisión de Derecho Internacional (CDI) – el grupo de expertos jurídicos elegido por la ONU para promover el desarrollo progresivo del derecho internacional y su codificación – decidió incluir el tema “Protección de personas en caso de desastres” en su programa de trabajo, designara al abogado colombiano Eduardo Valencia Ospina, para preparar el proyecto de convención que fue presentado a la Asamblea General en el 2016.

Los desastres representan uno de los desafíos más importantes para los actores humanitarios y los estados afectados en la actualidad. Esto lo reconoció la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en su Informe Mundial sobre Desastres 2018, en el cual señaló que los marcos legales nacionales rara vez están preparados para atender operaciones de socorro a gran escala que requieren asistencia internacional; con demasiada frecuencia, las operaciones de socorro internacional se retrasan como resultado de requisitos legales administrativos como los relacionados con impuestos, visas y procedimientos aduaneros. Añade además que la falta de una supervisión adecuada a menudo conduce a esfuerzos de socorro ineficaces o inapropiados.

Es por esto que durante la reunión del viernes el Embajador Guillermo Fernández de Soto, Representante Permanente de Colombia ante la ONU en Nueva York, resaltó que: “Es evidente que la cooperación internacional para desastres aún requiere mayor homogeneidad y unión. Este estado de cosas es insostenible, como lo demuestra la actual pandemia de COVID-19, donde un marco común en las actividades de cooperación hubiera sido de gran utilidad. La elaboración de un instrumento jurídicamente vinculante como el propuesto por la CDI ofrece un marco legal flexible que incluye las diferentes formas de cooperación y facilitaría el desarrollo de nuevas iniciativas, permitiendo una prevención, mitigación y respuesta más eficiente por parte de los Estados y otros actores relevantes.”

A medida que la ONU ingresa en la Década de Acción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), se vuelve crucial identificar y abordar los desafíos que obstaculizan su consecución, entre los cuales se incluyen el cambio climático, el incremento del riesgo de desastres y la urbanización. Estos desafíos afectan la frecuencia, intensidad y/o impacto de los desastres en todo el mundo. Además, el riesgo de mega-desastres, así como los desastres a pequeña escala con amplios efectos en cascada, va en aumento, junto con los desafíos de asistencia internacional que estos implican.

font + font - contrast
contador free