Intervención de la Embajadora María Emma Mejía en la Asamblea General durante la adopción de la Resolución "Hacia el establecimiento de un marco legal multilateral para los procesos de reestructuración de la deuda soberana"

9/10/2014
Naciones Unidas, deuda soberana

Nueva York, (Sep 09/2014) 

Intervención de la Embajadora María Emma Mejía en la Asamblea General durante la adopción de la Resolución "Hacia el establecimiento de un marco legal multilateral para los procesos de reestructuración de la deuda soberana"

La Representante Permanente de Colombia, Embajadora Maria Emma Mejía participó el marco de la Asamblea General, en la sesión de adopción de la Resolución "Hacia el establecimiento de un marco legal multilateral para los procesos de reestructuración de la deuda soberana". Durante la sesión, que contó con la participación del Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina, Sr. Héctor Timerman, la Asamblea aprobó el mencionado proyecto de resolución por una votación registrada de 124 votos a favor, 41 abstenciones y 11 votos en contra.

Durante su intervención, la Embajadora Mejía mencionó que la adopción de esta resolución constituía un paso certero en el camino hacia una solución duradera, predecible y efectiva al problema de la deuda soberana, como parte de un sistema financiero internacional más estable, con reglas más justas, y orientado a favorecer el desarrollo. De igual forma, la Embajadora recalcó que no puede haber un camino hacia un crecimiento inclusivo y un desarrollo sostenible sin dar una verdadera solución al problema de la deuda soberana, particularmente en momentos en que se discute la Agenda de Desarrollo Post-2015 y se avanza hacia la Tercera Conferencia sobre Financiamiento para el Desarrollo.

(Nueva York, 9 de septiembre de 2014)

Intervención de la Embajadora María Emma Mejía en la Asamblea General durante la Explicación de voto – Proyecto de resolución A/68/L.57.Rev.2 "Hacia el establecimiento de un marco legal multilateral para los procesos de restructuración de deuda soberana"

 

Señor Presidente,

La necesidad de hallar una solución estable y justa al problema de la deuda soberana ha estado presente desde las últimas décadas, siendo reconocido en la Conferencia de Monterrey sobre Financiamiento para el Desarrollo en 2002. La falta de un mecanismo de restructuración de deuda soberana, y las consecuencias adversas que de esto se derivan han sido claramente evidenciadas por el FMI, la UNCTAD, así como numerosos expertos independientes y académicos. Consideramos que tras años de prolongadas discusiones, es el momento de que la comunidad internacional tome acción en ese sentido.

Colombia se congratula por la adopción de esta resolución, la cual es un paso certero en el camino hacia una solución duradera, predecible y efectiva al problema de la deuda soberana, como parte de un sistema financiero internacional más estable, con reglas justas y orientado a favorecer el desarrollo.

Esta resolución ataca un problema que afecta a la comunidad internacional en su conjunto, y no a un solo grupo de países. En efecto, la falta de un mecanismo de restructuración de deuda soberana que establezca reglas claras, ha conducido a la aparición de comportamientos especulativos desestabilizadores en los mercados internacionales de deuda, largas demoras en los procesos de restructuración y excesivos costos tanto para deudores como para acreedores, afectando el bienestar de los ciudadanos.

La comunidad internacional debe ser consciente de que no puede haber camino hacia un crecimiento inclusivo y un desarrollo sostenible sin dar una verdadera solución al problema de la deuda soberana. El alivio del problema de la deuda contribuye decisivamente a liberar recursos que podrían encauzarse hacia actividades que favorezcan la erradicación de la pobreza, el crecimiento económico sostenido, la reducción de las inequidades y el logro de los objetivos de desarrollo convenidos internacionalmente, particularmente en momentos en que se discute la agenda de desarrollo post-2015.

De igual forma, dar una solución al problema de la deuda debe hacer parte de una genuina alianza global que de manera efectiva apoye la implementación de la nueva agenda, y asimismo un elemento indispensable a considerar dentro del marco de la Tercera Conferencia sobre Financiamiento para el Desarrollo.

Por ello, Colombia considera fundamental establecer un marco más adecuado, justo y transparente para la restructuración de la deuda soberana que permita recuperar la sostenibilidad y el crecimiento sin incluir incentivos que puedan aumentar el riesgo de caer en default. Es una cuestión que debe estar en el centro de cualquier debate sobre la reforma de la arquitectura financiera internacional, y dada su legitimidad incuestionable, la Asamblea General es el foro adecuado para esta discusión.

Es fundamental recalcar, no obstante, que el problema de la deuda no puede tener soluciones parciales, por el contrario requerirá un enfoque comprensivo y amplio; y en ese sentido, las discusiones para el establecimiento del mecanismo de restructuración de deuda soberana deberán contar con una amplia participación de las diferentes partes interesadas, y asimismo contar con el apoyo de las instituciones de Bretton-Woods, con el propósito de avanzar en la construcción de consensos sobre la materia.

Gracias señor Presidente.

font + font - contrast
contador free