Política Exterior

 

Política exterior de Colombia en materia de derechos humanos

Colombia es un país comprometido con la promoción, respeto y la garantía de los Derechos Humanos y las normas del Derecho Internacional Humanitario, con una institucionalidad fortalecida y con amplios espacios de diálogo que permiten la interlocución directa entre el Estado y las Organizaciones de la Sociedad Civil. Asimismo, cuenta con un avanzado marco normativo en la materia que ha servido de modelo a otros países, además ha ratificado la mayoría de los instrumentos internacionales relativos a los Derechos Humanos y DIH, los cuales honra en su seguimiento y cumplimiento de obligaciones.

Así, la Constitución de Colombia prevé que los tratados y convenios internacionales ratificados por el Congreso, que reconocen los derechos humanos y prohíben su limitación en los estados de excepción, prevalecen en el orden interno. De esa manera, los derechos y deberes consagrados en la Carta Política se interpretan de conformidad con los tratados internacionales sobre derechos humanos ratificados por Colombia.

Bajo el liderazgo del presidente Iván Duque, el Ministerio de Relaciones Exteriores se ha fijado como uno de sus objetivos el de participar responsable y sosteniblemente en los escenarios internacionales, especialmente de carácter multilateral, en defensa de la seguridad y la estabilidad internacionales, privilegiando el compromiso con la democracia representativa y el Estado de Derecho.

Con ese fin, la Misión de Colombia ante Naciones Unidas realiza acciones ante ese organismo a través de la promoción de relaciones respetuosas y responsables con actores del Sistema Internacional en materia de derechos humanos, privilegiando la transparencia y el intercambio de buenas prácticas en su promoción y protección.

Lo anterior, permite a su vez apoyar el ejercicio de los derechos fundamentales, sociales, económicos y culturales definidos en la Constitución Política.

 

 

Política exterior

De conformidad a los lineamientos fijados por el presidente Iván Duque Márquez para el periodo 2018-2022, las políticas y acciones del Gobierno Nacional estarán dirigidas a lograr una sociedad más equitativa, con base en la legalidad y el emprendimiento.

En materia de política exterior Colombia profundizará su participación responsable y proactiva en la escena internacional, y especialmente en los escenarios multilaterales, en defensa de la estabilidad y la seguridad internacionales. Esto implica contribuir creativamente a la construcción colectiva de respuestas oportunas, pertinentes y adecuadas frente a los grandes desafíos globales, mediante la creación de instrumentos óptimos de gobernanza global y regional.

En ese sentido, Colombia liderará un proceso de revitalización del sistema interamericano, y en particular, del compromiso de la región con la defensa de la democracia. Así mismo, impulsará iniciativas que permitan realizar una evaluación de la gestión y la acción de las organizaciones internacionales y las agencias multilaterales, con el fin de fortalecerlas y hacer más eficiente y eficaz su contribución a la gobernanza internacional.

Para aprovechar las oportunidades que ofrece el mundo de hoy, y apuntalar más sólidamente la promoción de los intereses nacionales, Colombia debe seguir diversificando estratégicamente su agenda de política exterior y sus interlocutores tanto gubernamentales como no gubernamentales, profundizando sus relaciones históricas, e identificando nuevos escenarios y áreas de convergencia.

La política exterior colombiana se fundamentará en esfuerzos ordenados y congruentes de los distintos sectores, y se articulará, al más alto nivel, con las políticas públicas adoptadas en el orden interno. Esa sinergia debe buscar también el concurso de la empresa privada y de distintos actores de la sociedad.

En el marco del liderazgo acumulado y sus ventajas comparativas y competitivas, Colombia desarrollará una activa “diplomacia para el desarrollo sostenible”, orientada al mejor empleo de sus recursos naturales como plataforma para la inserción económica, a la protección y aprovechamiento inteligente de su biodiversidad, y a la reducción de la vulnerabilidad del país frente a los efectos del cambio climático.

La política exterior contribuirá al trabajo que realicen los distintos sectores, con el fin de hacer de Colombia un polo de atracción internacional para la educación, la innovación, la ciencia y la tecnología, potenciando las capacidades nacionales y generando incentivos para el establecimiento en el país de centros de investigación reconocidos mundialmente y de grandes proyectos para el avance científico y el desarrollo de tecnología de punta.

La política exterior de Colombia dará una especial relevancia al componente de fronteras y soberanía territorial.  En tal virtud, habrá una política de fronteras que asegure la integridad del territorio nacional y promueva el entendimiento con los vecinos sobre bases de cooperación y reciprocidad, en el objetivo de impulsar el desarrollo sostenible y la seguridad de las comunidades.

Para el Gobierno Nacional será prioritario avanzar en el establecimiento definitivo del alcance de sus derechos territoriales con todos sus vecinos.  De particular relevancia para ello resulta la defensa integral del archipiélago de San Andrés y Providencia, y de las demás formaciones marítimas, mediante el pleno ejercicio de los derechos de Colombia sobre sus aguas jurisdiccionales, la protección de los recursos naturales y económicos, y la promoción del bienestar de los sanandresanos.

Su condición bioceánica otorga a Colombia una posición privilegiada en términos geopolíticos, geoeconómicos y geoambientales. El aprovechamiento de esa condición requiere de una política integral de mares y océanos, de carácter multidimensional, y con un componente específicamente dirigido a estimular el desarrollo de los dos litorales.

En atención a los cambios en el perfil migratorio del país, que se ha dinamizado significativamente durante los últimos años, se adoptará una política migratoria integral, cuya base será una nueva ley y regulación migratoria que promueva la movilidad laboral, científica y estudiantil; gestione adecuadamente las oportunidades y riesgos derivados de la vocación del país de servir como centro de conexión de flujos migratorios transnacionales; y estimule el retorno de los colombianos, privilegiando la recuperación del capital humano en las áreas en que éste es más requerido para impulsar el desarrollo económico.

Colombia ha sufrido directamente los efectos adversos del crimen organizado, uno de los combustibles de la violencia y fuente de inestabilidad e inseguridad.  El crimen organizado, íntimamente asociado con diversas economías criminales, constituye hoy por hoy una de las principales amenazas a la integridad institucional, al emprendimiento económico y al progreso social.  Para afrontar ese desafío, el Gobierno Nacional combinará de forma inteligente todas las herramientas y recursos disponibles, en el marco de la Constitución y la ley.  Y en cuanto al abordaje del problema mundial de las drogas, Colombia recuperará el liderazgo perdido en materia de lucha contra las drogas, con el fin de contener la amenaza que representa el narcotráfico para la seguridad nacional y regional.  En ese sentido, la política exterior promoverá, en el marco de la OEA, la revitalización y ampliación del principio de “responsabilidad compartida”, con un enfoque multidimensional y según los nuevos patrones de producción, intermediación y consumo, y con la incorporación de todos los eslabones de la cadena del narcotráfico.


Colombia mantendrá su compromiso con la democracia representativa y el fortalecimiento del Estado de Derecho como condición para la paz y la seguridad en América Latina; y con la economía de libre mercado como instrumento para el progreso social. Ese compromiso orientará la consolidación del país como miembro de la OCDE, y la ampliación de su apuesta por la Alianza del Pacífico, procesos ambos que el Gobierno Nacional buscará hacer converger con las políticas públicas internas que adoptará para estimular el emprendimiento, aumentar la competitividad, mejorar la productividad y dinamizar la inserción de la economía colombiana en la economía global.

En materia de Cooperación Internacional, se coordinará adecuadamente a nivel nacional y regional la recepción y el ofrecimiento de cooperación para que Colombia tenga una estrategia de cooperación liderada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, que privilegie los principales retos de la agenda interna y la Cooperación Sur-Sur, y que busque la construcción de nuevas agendas y el fortalecimiento de los lazos existentes con Centroamérica, el Caribe, Asia y África.

Finalmente, la cultura, la educación y el deporte se seguirán consolidando como herramientas de política exterior que permitan la diversificación temática con socios tradicionales, así como la creación de lazos con socios no tradicionales.  En este propósito se fortalecerá la diplomacia cultural del país con el fin de responder en forma creativa a los desafíos locales y globales del mundo contemporáneo.

De esta manera, la política exterior del Gobierno del presidente Iván Duque Márquez se acoplará a las necesidades de Colombia y a los desafíos globales.

La información completa sobre los principios y lineamientos de la política exterior colombiana puede ser consultada en: https://www.cancilleria.gov.co/principios-y-lineamientos-la-politica-exterior-colombiana.

 

font + font - contrast
contador free