ATENCIÓN AL CIUDADANO
Teléfono Local: 1.212.355.7776 Fax: 212.371.2813 Dirección: 140 East 57th Street - New York, N.Y. 10022 - Correo electrónico: [email protected]

El Embajador Guillermo Fernández de Soto instó a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU a buscar el camino de la libertad y la democracia para los venezolanos y rechaza enfáticamente las afirmaciones del señor Jorge Arreaza

27/02/2019
El Embajador Guillermo Fernández de Soto instó a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU a buscar el camino de la libertad y la democracia para los venezolanos y rechaza enfáticamente las afirmaciones del Señor Jorge Arreaza



Nueva York (feb. 27/19). El Representante Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas, Guillermo Fernández de Soto, intervino en la sesión informativa del Consejo de Seguridad sobre la situación de Venezuela que tuvo lugar ayer, martes 26 de febrero.

La sesión empezó con la presentación de la Secretaria General Adjunta, Rosemay DiCarlo, quien manifestó su preocupación por la tensión en la región y además resaltó su consternación por el uso de efectivos progobierno venezolano en los ataques contra la población civil durante las protestas del pasado fin de semana.

Posterior a la intervención de los miembros del Consejo, el señor Jorge Arreaza, representante del régimen de Nicolás Maduro, hizo una intervención con afirmaciones falsas e imprecisas sobre el Estado colombiano.

22 Estados no miembros del Consejo de Seguridad intervinieron en la sesión. Dentro de estos, se resalta la intervención de Colombia, en cabeza del Embajador Fernández de Soto, quien afirmó que “la presencia de Colombia ante este Consejo es la reafirmación de un principio esencial de las relaciones internacionales de mi país. Su creencia en el multilateralismo para defender los valores de la Carta de las Naciones Unidas y la Carta Democrática Interamericana”.

El Embajador Fernández de Soto señaló que "más de 50 naciones del mundo reconocen al Presidente encargado, Juan Guaidó, y la autoridad legítima de la Asamblea Nacional, y coinciden en la necesidad de recuperar la libertad y la democracia para Venezuela”.

Frente a las afirmaciones presentadas por Jorge Arreaza, el Embajador respondió enfáticamente diciendo que esas declaraciones faltaban a la verdad de lo ocurrido el 23 de febrero, e invitó a los miembros del Consejo a informarse y verificar lo sucedido. El representante colombiano le respondió directamente al señor Arreaza recordándole que es muy fácil manipular la verdad sobre lo que pasó el pasado sábado.

La situación que atraviesa Venezuela es una de las más graves y agudas de la historia de América Latina y el Caribe, y sobrepasa las fronteras afectando fundamentalmente a Colombia, que ha recibido más de 1.2 millones de migrantes y refugiados venezolanos. El Embajador resaltó que Colombia seguirá acudiendo a los escenarios multilaterales para que se adopten las resoluciones, las sanciones y las denuncias pertinentes por lo ocurrido el 23 de febrero. Fernández de Soto ofreció a los miembros del Consejo de Seguridad la información relacionada con la operación humanitaria y la supervisión que hicieron la Secretaria General de la OEA y las instituciones colombianas encargadas de este asunto.

Asimismo, invitó al Consejo de Seguridad a evaluar esta información y verificar las graves aseveraciones del señor Arreaza, que “parecieran más una novela de ficción que lo que realmente ocurrió en la frontera”, como lo pueden atestiguar todos aquellos que tuvieron la oportunidad de presenciar en vivo y en directo los acontecimientos en los que el régimen dictatorial del señor Maduro se negó a permitir el ingreso de la asistencia humanitaria para atender las necesidades básicas de la población venezolana.

El Embajador resaltó que, “pese a los insistentes llamados de la comunidad internacional, impidieron el acceso de la asistencia ofrecida. Incluso quemando la que había logrado cruzar la frontera. Mientras miles de ciudadanos venezolanos voluntarios intentaron ingresar la ayuda para mejorar las vidas de sus familiares, el dictador celebraba con indiferencia frente a la agonía, la angustia y la desesperación infligida a su pueblo”.

Precisó que “la dictadura hace años dejó de pensar en los suyos, y con su actuación del pasado fin de semana selló su derrota moral y diplomática”, y agregó que la histórica Declaración de la Reunión de Cancilleres del Grupo de Lima en Bogotá señaló “que la transición a la democracia debe ser conducida por los propios venezolanos pacíficamente y en el marco de la Constitución y el derecho internacional, apoyada por medios políticos y diplomáticos, sin uso de la fuerza”.

Al cierre de su intervención, el Embajador Fernández de Soto manifestó que el “Consejo de Seguridad no puede ser inferior a las demandas de los venezolanos que aspiran a vivir con bienestar, en libertad y democracia”.

 

font + font - contrast
contador free