ATENCIÓN AL CIUDADANO
Teléfono Local: 1.212.355.7776 Fax: 212.371.2813 Dirección: 140 East 57th Street - New York, N.Y. 10022 - Correo electrónico: [email protected]

La Embajadora María Emma Mejía acompañó al Vicepresidente de la República, General Óscar Naranjo, en la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU

10/01/2018
La Embajadora María Emma Mejía acompañó al Vicepresidente de la República, General Óscar Naranjo, en la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU
Foto: UN Photo/Loey Felipe

 

Nueva York (ene. 10/18). La Embajadora de la Misión Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas en Nueva York, María Emma Mejía, acompañó al Vicepresidente de la República, General Óscar Naranjo, durante su intervención ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

Declaración del Vicepresidente de la República, General Óscar Naranjo, en la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU

Nueva York, 10 de enero de 2018

Señor Presidente, miembros del consejo.
Quiero agradecer a Jean Arnault y el trabajo coordinado que ha liderado con el gobierno colombiano.

El Gobierno de Colombia, después de avanzar durante un año en la implementación del Acuerdo que puso fin al conflicto armado con las FARC, acude hoy al Consejo de Seguridad con la convicción de que esta cita con la historia de la paz ha sido en la última mitad de siglo la mejor noticia que han recibido nuestros ciudadanos y que Colombia le ofrece al mundo.

Por esa razón, comenzamos por decir gracias a Naciones Unidas y gracias al Consejo de Seguridad que de manera eficaz y comprometida apoya los esfuerzos de construcción de paz en nuestro país a través de la Misión política especial de verificación en materia de reincorporación y garantías de seguridad.

Gracias al Representante Especial Jean Arnault por su  trabajo profesional, por su trabajo efectivo, por el  liderazgo que ha asumido como responsable de esa misión y hacemos un paréntesis para decir gracias en esta oportunidad al embajador Matthew Rycroft por su compromiso y dedicación  al proceso de paz en Colombia, embajador  frente a sus compañeros le reafirmamos que no lo olvidaremos nunca  y que usted brillará en el firmamento de la paz de Colombia.

Esta mañana quisiera que mi testimonio, como Vicepresidente de Colombia en representación del Presidente Juan Manuel Santos como jefe del estado, se asumiera desde una visión que implicó a varias generaciones que buscaron la paz, finalmente firmaron la paz y hoy se encuentran en pleno proceso de construirla y garantizarla.

Fui testigo como oficial de las Fuerzas Armadas de Colombia de las tragedias de la guerra. Por muchos años asistí a las exequias de miles de integrantes de la Fuerza Pública y de colombianos inocentes, al tiempo que llegamos a 240 mil muertes a causa del conflicto y a más de 8 millones de víctimas registradas. Hoy
me llena de satisfacción contarles que este Acuerdo de Paz ha sido eficaz y ha permitido salvar la vida de al menos 3.000 personas en el último año. Esto es sin duda una buena noticia.

La evaluación de la implementación a un año de la firma del Acuerdo Final nos permite decir sin vacilaciones que la construcción de paz en Colombia avanza en términos estructurales y que el Acuerdo ha sido un pacto eficaz para parar la guerra y silenciar los fusiles.

Como ustedes saben, pudimos desarrollar un proceso efectivo de dejación de armas, lo que significó el fin de las FARC como organización armada y su transformación en partido político.

Transformamos el Estado para responder a los nuevos retos del posconflicto y la construcción de paz. Creamos y adaptamos varias instituciones del gobierno y pusimos en marcha mecanismos de articulación y coordinación que nos han permitido responder a las necesidades propias de un desafío como este.

Se adelantó una agenda legislativa en el congreso de la república que permitió a través de 6 actos legislativos introducir reformas constitucionales y de manera simultánea se expidieron entre leyes y decretos un total de 97 normas para sentar las bases de la construcción de la paz.

Ahora permítanme referirme a los avances que hemos tenido en los temas de reincorporación y garantías de seguridad, que son justamente el mandato de esta Misión:

En materia de reincorporación, Colombia tiene más de 14 años de experiencia y por nuestros programas han pasado más de 50.000 colombianos. Esto nos permite decir con seguridad que Colombia es un referente mundial en esta materia y esta experiencia es el punto de partida para asegurar la reincorporación de los excombatientes de FARC

Hoy contamos con 12.848 ex combatientes acreditados en el proceso, de los cuales 11.362 ya reciben una renta básica mensual.

Hemos llegado con oferta educativa de alfabetización y nivelación de primaria y bachillerato a los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR). En esta primera fase se han beneficiado más de 5.000 personas, tanto excombatientes como miembros de la comunidad.

Para facilitar la reincorporación colectiva se puso en marcha la cooperativa ECOMUN, la principal cooperativa de FARC, y se han formalizado 42 cooperativas adicionales.

Instalamos el Consejo nacional de Reincorporación y 26 Consejos Territoriales para coordinar los esfuerzos de reincorporación desde lo local hasta lo nacional.

Al mismo tiempo, se ha surtido una transformación trascendental en materia política cuando las FARC en armas ha desaparecido y se ha configurado como un nuevo partido político que participará en las próximas elecciones con plenas garantías.

En materia de seguridad el año 2017 culminó como el año menos violento de los últimos 42 años, con la tasa más baja de homicidios. Tristemente, es verdad que han sido asesinadas algunas personas vinculadas a la antigua organización FARC, líderes sociales y defensores de DDHH.

A lo largo de la negociación para poner fin al conflicto fuimos cuidadosos en diseñar una nueva institucionalidad y mecanismos que den garantía plena de que la vida y la integridad personal serán siempre protegidas.

Para proteger específicamente a los excombatientes de FARC se han aprobado 162 esquemas de protección y vinculado a más de 877 personas, en su mayoría excombatientes.

Señor Presidente y miembros del consejo, déjenme asegurarles que el gobierno comparte las preocupaciones que se han hecho públicas del asesinato de miembros de FARC, líderes sociales y defensores de Derechos Humanos.

El propio Presidente de la Republica se encarga de presidir la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad, en donde con participación de la sociedad civil, fiscalía, defensoría y gobierno se evalúan y se toman decisiones sobre los temas de seguridad, amenazas y asesinatos. Este trabajo nos ha permitido acelerar las investigaciones y los resultados en estos casos.

Estamos convencidos que no solo debemos trabajar en la celeridad de las investigaciones sino también en la prevención de estas conductas. Por eso hemos diseñado y puesto en marcha un nuevo Sistema de Prevención y Alerta para la Reacción Rápida en los territorios, el cual de la mano de la Defensoría del Pueblo busca consolidar un nivel preventivo que realmente nos permita evitar la muerte violenta de líderes sociales y defensores de DD.HH.

Ante el Consejo puedo certificar que como lo hemos hecho en el pasado no claudicaremos en la superación de estructuras del crimen organizado que amenacen o pongan en peligro a cualquier colombiano.

Señor presidente, miembros del consejo.

Mi presencia ante ustedes coincide con una decisión estratégica que ha optado el Presidente de la República para avanzar en la consolidación de una Colombia segura y en paz; pues el plan Victoria de las fuerzas militares y el plan comunidades seguras y en paz de la Policía Nacional acaba de ser reformulado para responder de manera integral y efectiva para neutralizar cualquier tipo de violencia en los territorios. lo que los colombianos constataremos es que de manera directa cerca de 80.000 militares y policías estarán dedicados a ejercer un control territorial efectivo para que los espacios que abandonaron las FARC no sean copados por ningún tipo de estructura criminal.

Finalmente, señor Presidente, Colombia recibe de manera responsable el primer informe de la segunda misión y al mismo tiempo reitera su voluntad de cumplimiento total con el acuerdo final.

Estamos seguros de que el logro histórico de haber puesto fin al conflicto será superior a los obstáculos y enormes desafíos que plantea su implementación.

Señor Presidente y miembros del consejo, es una lástima, lo lamentamos, lo deploramos  de verdad pero ustedes deben saber que el Gobierno ha mantenido una disposición total para que en un proceso de negociación con el Ejercito de Liberación Nacional se mantenga un estado de cese al fuego que permita avanzar en los diálogos y consolidar el acuerdo, inexplicablemente el ELN no solamente despreció la voluntad del Gobierno, sino que desatendió el llamado de la Iglesia Católica, de las organizaciones no gubernamentales, de los académicos y de la comunidad internacional, para que siguiéramos y avanzáramos en una discusión  y se reformulara con un cese al fuego otro protocolo que lo asegurara de manera sostenible sin embargo reitero ante el Consejo y ante usted señor Presidente y sus miembros, que el Gobierno Nacional mantiene indeclinable su vocación de paz y lo hace sobre la convicción de que la paz es el resultado  de una manifestación de voluntades  que debe ir avanzando sobre  hechos concretos y por eso la decisión  de las ultimas horas y minutos ha sido citar al jefe de la delegación a consultas a  la Presidencia de la República para evaluar la situación y en todo caso no abandonar lo que es un propósito esencial de un gobierno que ha entregado al mundo entero manifestaciones inequívocas de que su líder el Presidente de la República es un amante de la paz un constructor de la paz y un protector de la paz. Muchas gracias.

 

font + font - contrast
contador free