ATENCIÓN AL CIUDADANO
Teléfono Local: 1.212.355.7776 Fax: 212.371.2813 Dirección: 140 East 57th Street - New York, N.Y. 10022 - Correo electrónico: [email protected]

Participación de la Embajadora María Emma Mejía durante el debate de la Asamblea General sobre la Implementación de la Declaración de Compromiso sobre VIH SIDA y las Declaraciones Políticas

1/06/2017
Participación de la Embajadora María Emma Mejía durante el debate de la Asamblea General sobre la Implementación de la Declaración de Compromiso sobre VIH SIDA y las Declaraciones Políticas

 

Nueva York (abr. 5/17). La Representante Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas en Nueva York, Embajadora María Emma Mejía, intervino en debate de la Asamblea General sobre la Implementación de la Declaración de Compromiso sobre VIH SIDA y las Declaraciones Políticas.

A continuación, sus palabras:

Intervención
Embajadora María Emma Mejía Vélez
Representante Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas

 

Señor Presidente de la Asamblea General
Sra. Amina Mohamed, Vicesecretaria General
Sr. Michel Sidibe, Director Ejecutivo de ONUSida

Presidente, le agradezco a usted la convocatoria y organización de este evento y a la Secretaría General por el informe presentado y sus muy valiosas recomendaciones.

Esta reunión se realiza un año después de haber adoptado una declaración política cuyo propósito fue acelerar la respuesta al VIH durante los próximos años, fijar el rumbo que debe permitir poner fin a la epidemia del SIDA para el año 2030, como parte de los compromisos adquiridos por los Estados con la adopción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. 

Colombia es consciente de los grandes retos que persisten en la lucha mundial contra esta epidemia. El SIDA sigue siendo un problema de salud pública y de desarrollo, y los avances logrados son frágiles y, requieren de un firme compromiso político, una significativa cooperación internacional y acciones que perduren en el tiempo.

En mi país la epidemia es de carácter concentrado con una baja prevalencia de 0.47%, y con prevalencias que superan el 5% en poblaciones claves. Tenemos el reto de incrementar la calidad en la atención de las personas bajo tratamiento dado que solo un 63% alcanzan una carga Viral indetectable.

Frente a esta problemática la respuesta de Colombia se ha enmarcado en los objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y en la Declaración de Compromiso sobre VIH y SIDA, adoptada por la Asamblea General en 2001, refrendada por las Declaraciones Políticas sobre VIH y SIDA de 2006, 2011 y 2016.

El país está comprometido con la agenda 2030 y particular su objetivo 3.2 ya insertado en el plan nacional de desarrollo y en los planes regionales, que incluye la financiación necesaria. También estamos comprometidos con las metas 90-90-90 para el año 2020 concertadas con ONUSIDA y ha seguido las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, apoyando también la adopción de las Estrategias de prevención combinada.

Como bien lo indica el informe del Secretario General resulta fundamental que la comunidad internacional redoble los esfuerzos para acelerar los avances mundiales en la lucha contra la epidemia, y para ello, desde Colombia consideramos necesario que las acciones se enfoquen en elementos clave como:

  • Los determinantes sociales de la salud. 
  • La prevención, incluyendo el tratamiento como medio para la prevención.
  • El acceso a medicamentos asequibles y de buena calidad.
  • La inclusión de un enfoque de derechos en la lucha contra la epidemia
  • La educación sexual comprensiva.
  • La investigación y el desarrollo para optimizar el diagnóstico y el tratamiento y para avanzar hacia una posible cura.

Señor Presidente,

El estigma y la discriminación de las personas con VIH o afectadas por él, son uno de los factores determinantes que más influyen en la vulnerabilidad de las personas.

Ellas difícilmente accederán a los servicios preventivos o de asistencia si en razón de su orientación sexual, identidad de género o en razón de estar viviendo con el virus, ven vulnerados sus derechos humanos, son rechazados de entornos familiares, laborales o educativos o simplemente se les vulnera el derecho a la intimidad en los servicios de salud.
Es por ello que las acciones emprendidas por Colombia, han sido abordadas desde un enfoque de derechos, de manera que se pro-mueva el respeto a los derechos humanos desde la Comunidad. De ahí que nuestro país reconozca que los derechos sexuales y reproductivos son derechos humanos inviolables que deben ser reconocidos, promovidos y protegidos a todas las personas sin ningún tipo de discriminación.

De igual forma, la salud sexual y la salud reproductiva de las personas son necesarias para el bienestar, físico, mental y social y, por ende, y la prestación de servicios en estas áreas deben estar des-tinados a la promoción, la prevención y la atención de las necesidades de todas las personas.

Por último, es necesario reconocer que la lucha contra esta epidemia plantea importantes retos para los Estados, particularmente en materia financiera, y teniendo en cuenta que los recursos para la salud pública son escasos y compiten con otras prioridades, es más que indispensable contar con estrategias de cooperación internacional novedosas que permitan avanzar de manera acelerada en la respuesta mundial al VIH, incluyendo la transferencia, difusión y diseminación de tecnología en términos favorables, incluso concesionales y preferenciales para los países en desarrollo. 

Estamos convencidos que aún tenemos mucho trabajo por delante, tanto a nivel nacional como a nivel internacional, y por esta razón Colombia reafirma hoy su compromiso político con la lucha contra el VIH/SIDA, de cara a eliminar la epidemia para el año 2030.

 

Descargue aquí la foto original

 

font + font - contrast
contador free