ATENCIÓN AL CIUDADANO
Teléfono Local: 1.212.355.7776 Fax: 212.371.2813 Dirección: 140 East 57th Street - New York, N.Y. 10022 - Correo electrónico: donu.nuevayork@cancilleria.gov.co

La Embajadora María Emma Mejía intervino en Sesión del Consejo de Seguridad sobre Informe de los Primeros 90 días de la Misión Política Especial de la ONU en Colombia

11/01/2017
Embajadora María Emma Mejía intervino en Sesión del Consejo de Seguridad sobre Informe de los Primeros 90 días de la Misión Política Especial de la ONU en Colombia

 

Nueva York (ene. 11/17). La representante permanente de Colombia ante las Naciones Unidas, la Embajadora María Emma Mejía, intervino en la Sesión del Consejo de Seguridad sobre el Informe de los Primeros 90 días de la Misión Política Especial de la Naciones Unidas en Colombia.

Señor Presidente,

Señor Jean Arnault, Representante Especial del Secretario General y Jefe de la Misión de las Naciones Unidas en Colombia.

Agradezco a Suecia, Embajador Olof Skoog, y a los miembros del Consejo de Seguridad por la oportunidad de participar en esta sesión informativa para referirme al informe de los primeros 90 días   de la Misión de las Naciones Unidas en Colombia.

Como ustedes recordarán, el Acuerdo Final de Paz se firmó el 26 de septiembre pasado en Cartagena de Indias. El 2 de octubre se votó el referéndum con el triunfo del no, por una estrecha diferencia, que tuvo como consecuencia un retraso en el inicio de las acciones que se venían adelantando para la implementación de lo acordado.

No obstante, fue una oportunidad que abrió la puerta a un diálogo nacional liderado por el Presidente Santos para concertar un nuevo acuerdo, que se firmó el 24 de noviembre de 2016 en Bogotá, incorporando un buen número de cambios basados en las propuestas de los líderes políticos del No.

Este nuevo Acuerdo fue ratificado por el Congreso Nacional el pasado 30 de noviembre, y se estableció el 1º de diciembre como fecha para dar inicio al cronograma de desmovilización, de agrupamiento de los excombatientes de las FARC, y de dejación de las armas, el cual deberá cumplirse en un plazo de 180 días.

El 13 de diciembre, la Corte Constitucional avaló la vía rápida o “fast-track" que permite por un periodo de 6 meses, aprobar las reformas legales para implementar el acuerdo con las FARC.

Y el 28 de diciembre, el Congreso de la República aprobó la ley de amnistía a aquellos integrantes de las FARC que no hayan cometido delitos de lesa humanidad, y se dispone a aprobar otras normas, entre ellas, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

El pasado 5 de enero, el Presidente de la República, junto con la Canciller y el señor Arnault, visitó una de las 26 zonas y puntos veredales donde ya se están concentrando las FARC y tomó la decisión de acelerar al máximo los esfuerzos para poder cumplir los cronogramas de dejación de armas establecidos en el Acuerdo.

Y es muy grato anunciarle al Consejo que después de esta visita al terreno, se ratificó el compromiso de todas las partes, Gobierno, FARC y Misión de Naciones Unidas en Colombia de preservar el día D+180 como plazo previsto para la dejación definitiva de todo el armamento.

Señor Presidente,

Consideramos ampliamente positivo el informe del Secretario General de 23 de diciembre. Y agradezco al Representante Especial del Secretario General Jean Arnault y a su equipo, por su trabajo y compromiso. En el informe, se destaca la voluntad de mi Gobierno y de las FARC de construir una paz estable y duradera. 

Los avances son muy significativos en el despliegue de seguridad por parte de la Policía y el Ejército de Colombia; la adaptación y construcción de las zonas, la gran mayoría de ellas sin carreteras y sin acceso a agua potable ni electricidad; el establecimiento y estructura de la misión; el despliegue de observadores internacionales y la investigación de incidentes por parte del mecanismo.

Sin embargo, como es natural, materializar las ideas no es tarea fácil, y la puesta en marcha de una misión como la nuestra, que por su naturaleza tripartita la hace tan sui géneris, no es la excepción. A pesar de los progresos no podemos desconocer las dificultades en su implementación.

En este contexto, considero importante aprovechar el momentum y el compromiso demostrado por todos, e intensificar nuestros esfuerzos, tanto del Gobierno, como de las FARC y de las Naciones Unidas, para finalizar lo más pronto posible la etapa de establecimiento y estructura de la Misión, y dar inicio a las actividades relativas a la dejación de las armas, incluyendo las instalaciones técnicas necesarias que permitirán dar cumplimiento del mandato del Consejo y al cronograma acordado.

Quisiéramos enfatizar que necesitamos concluir a la mayor brevedad los aspectos administrativos, logísticos y legales que siguen pendientes, incluidos las Letter of Assist. Asimismo, agilizar el reembolso de los recursos con los que Naciones Unidas contribuye a la financiación de la Misión.

Para el Gobierno de Colombia, el profesionalismo y el carácter neutral de los integrantes de la Misión debe mantenerse en todo momento en aras a cumplir cabalmente el mandato que se les ha encomendado.

Señor Presidente,

Como lo expresara al comienzo de mi intervención, el balance de estos primeros tres meses es ampliamente favorable, el mecanismo como ha sido diseñado genera confianza entre las partes y ese espíritu que caracterizó las negociaciones en La Habana debe reflejarse tanto a nivel regional como local.

Estamos seguros que seguiremos contando con el apoyo de este Consejo de Seguridad, del Secretario General y de la Misión de Naciones Unidas en Colombia, así como el invaluable soporte de la CELAC.

En medio de tantas preocupaciones, Colombia se siente complacida de traerle al Consejo de Seguridad noticias de paz.

Muchas gracias.

 

font + font - contrast
contador free