ATENCIÓN AL CIUDADANO
Teléfono Local: 1.212.355.7776 Fax: 212.371.2813 Dirección: 140 East 57th Street - New York, N.Y. 10022 - Correo electrónico: donu.nuevayork@cancilleria.gov.co

Intervención de S.E. Embajador Camilo Arturo Morales, Representante Permanente Alterno de Colombia ante las Naciones Unidas, en el Debate Abierto del Consejo de Seguridad sobre "La situación en Haití"

Debate Abierto del Consejo de Seguridad sobre "La situación en Haití"

(Nueva York, 18 de marzo de 2015)

 

Intervención de S.E. Embajador Camilo Arturo Morales, Representante Permanente Alterno de Colombia ante las Naciones Unidas

 

 

Señor presidente,

Agradezco la convocatoria a este debate, así como la presentación realizada por la Representante Especial del Secretario General, señora Sandra Honoré, a quien quisiera reconocer sus ingentes esfuerzos en apoyo al pueblo y autoridades de Haití.

Señor presidente,

En los últimos días hemos sido testigos de importantes avances en el camino de la consolidación de la democracia y el fortalecimiento de las instituciones haitianas. Si bien la situación política interna aún es compleja, es sobresaliente que el Consejo Electoral, después de realizar extensas consultas con los actores políticos haitianos, haya propuesto un calendario electoral que concreta la aspiración varias veces pospuesta de realizar elecciones en el país.

Asimismo reconocemos que el Presidente Martelly hubiese acogido esta propuesta y convocado oficialmente las tres rondas electorales en las que se elegirán al presidente, al legislativo y a las autoridades municipales y locales.

Llevar a buen término estas elecciones conlleva importantes retos, tanto para las autoridades haitianas, como para la MINUSTAH y la comunidad internacional en general.

La magnitud de la tarea es particularmente importante si se tienen en cuenta la cantidad de cargos por elegir, la logística que implica realizar tres rondas electorales en todo el territorio nacional y el relativo extenso periodo electoral.

Sin embargo, que estas elecciones se realicen de manera libre, pacífica, inclusiva y de acuerdo con el marco normativo establecido, será determinante, no sólo en la normalización y legitimidad de las instituciones haitianas, sino también en la definición que la población realice a través de sus representantes sobre el futuro del país, y las áreas prioritarias sobre las que se espera el apoyo y acompañamiento de la comunidad internacional.

Es por esto que el calendario electoral se debe seguir de una manera estricta y a las autoridades encargadas de la preparación y realización de las elecciones se les deben asignar los recursos necesarios para la adecuada realización de sus labores.

Igualmente importante es el trabajo conjunto, la cooperación y el diálogo constructivo de todos los sectores políticos haitianos con las autoridades nacionales, con el objetivo de mantener la credibilidad del proceso electoral y mantener un ambiente pacífico y estable para su realización. En este sentido, cualquier diferencia deberá canalizarse a través de los medios institucionales apropiados y evitar una polarización que ponga en riesgo la estabilidad del país y el resultado mismo de las elecciones.

Señor presidente,

La MINUSTAH y la comunidad internacional en general, al apoyar en todo lo posible la realización de las elecciones, tienen un rol fundamental, en cuanto esta es una oportunidad clave, tanto para superar la crisis política y lograr la normalización del sistema democrático en el país, como también para apoyar la creación y el fortalecimiento de las capacidades e instituciones nacionales en materia electoral en el largo plazo.

Dado lo anterior, es necesario que se definan clara y oportunamente las áreas en las que se trabajará conjuntamente y se brinde el apoyo necesario a las solicitudes de las autoridades nacionales. Lo anterior bajo el reconocimiento de la titularidad y liderazgo nacional de la conducción del proceso electoral.

Asimismo, la comunidad internacional debe estar preparada para prestar el apoyo necesario a las autoridades nacionales en las cuestiones técnicas de las elecciones y a acudir al llamado del Gobierno para la puesta en marcha de misiones de observación electoral, cuya presencia puede ser determinante en garantizar la legitimidad del proceso.

Señor presidente,

Si bien el Secretario General menciona en su Informe que la situación de seguridad en el país se mantiene estable, y que se han realizado importantes progresos en la Policía Nacional Haitiana, también es necesario reconocer que subsisten importantes desafíos para alcanzar las metas que se ha propuesto en materia de seguridad, tal como lo señala el Presidente Martelly en su comunicación al Secretario General.

La compleja situación de seguridad, que se manifiesta en el aumento de cierto tipo de crímenes y de los disturbios públicos, debe ser ahora también entendida bajo el prisma de los riesgos que en materia de seguridad implica un relativamente largo proceso electoral, el cual se desarrollará en un ambiente caracterizado por la polarización política.

Es por ello que no podemos caer en la autocomplacencia, y el Consejo de Seguridad y la MINUSTAH deben estar vigilantes frente a los desarrollos en el terreno y a las solicitudes del Gobierno de Haití, para que, como se estableció en la resolución 2180 (2014), se "tom[en] medidas en cualquier momento para adaptar el mandato y la dotación de la Misión…" y preservar así los progresos en la estabilidad y seguridad del país.

Igualmente importante es que la Secretaría realice oportunamente las acciones necesarias para hacer pleno uso del nivel autorizado de agentes de policía, y que los países contribuyentes estén preparados a acudir a este llamado.

Señor presidente,

Los desafíos que enfrenta Haití no terminan con la realización de las elecciones. Por importante que éstas sean, no podemos perder de vista la necesidad de continuar realizando esfuerzos en materia de consolidación del Estado de Derecho, la promoción y protección de los derechos humanos, el desarrollo económico y social de largo plazo, entre otras materias.

Por ello, la MINUSTAH debe continuar apoyando los esfuerzos nacionales y evolucionar de acuerdo a las realidades en el terreno, propiciando de manera adecuada el traspaso de responsabilidades a las autoridades nacionales y al Equipo País, cuando las condiciones propicias estén presentes.

Muchas gracias.

 

font + font - contrast
contador free